2019© All Rights Reserved

Segundo Premio

 

Concurso de rehabilitación de acceso y fachada, ampliación de auditorio e instalaciones docentes, y edificio para actividades deportivas y piscina cubierta. Torrente.

Autores: Fernando de Retes, Juan Francisco Noguera, Enrique Nieto, Guillermo Guimaraens, Miguel Noguera, J. Antonio Martínez



La prevista posible ampliación bajo el patio exige plantear la propuesta en dos fases espacio-temporales: en la primera, se circunscribe la actuación al volumen edificado actualmente desde una óptica estrictamente conservadora; en la segunda, que, a nuestro entender es dónde radica el proyecto de mayor interés, se utiliza el vaciado del patio para unir el interior del edificio con su auténtica fachada en “u” a la futura Plaza de las Culturas, sustituyendo el cerramiento actual por un edificio pórtico que da el carácter de renovación funcional y de conjunto urbano que el nuevo espacio universitario demanda.

 

En ambas, el programa exigido, se mantiene inalterado en la planta alta, pudiendo modificarse o no, según veremos en la baja.



ORGANIZACIÓN ESPACIAL INTERNA. CRITERIOR BÁSICOS (COMUNES):

Es evidente que el programa funcional exigido no tiene cabida en el edificio histórico (consulta realizada en su momento), por ello utilizamos el patio y su galería perimetral como organizador espacial y centro de circulaciones, estableciendo estas transversalmente, aumentando notablemente las superficies útiles, y simplificando las condiciones de evacuación y comunicación.

El mayor valor del edificio, además de su potente implantación urbana y paisajística, es su rigor canónico y su gravedad, expresada en su zócalo de basamento y en muros, pilastras y bóvedas. Nuestra propuesta interviene respetando la modulación estructural, y la visión espacial, utilizando en divisiones un zócalo construido reversible hasta la altura de arranque de las bóvedas y un cerramiento de vidrio hasta el cierre.

Se establece un sistema tripartito de circulaciones: la central desde el acceso principal hasta la salida posterior que facilitará el futuro acceso desde el aparcamiento y las dos laterales apoyándonos en las escaleras existentes y transformando las antiguas letrinas en escaleras-rampa y núcleos de ascensores. De esta forma la versatilidad de la trama estructural se mantiene garantizando la flexibilidad para admitir cambios de programa.



PROGRAMA FUNCIONAL

En ambos casos la planta primera se destina a las áreas departamentales y a dos laboratorios, utilizando pasillos longitudinales y agrupaciones de despachos centrales bajo luz cenital por óculos en la cubierta.

En el cuerpo de fachada, reestructurado en dos plantas, se sitúan las áreas administrativas y de dirección de la escuela de telecomunicaciones y de la biblioteca, con accesos independientes y unidas al resto de la planta por las galerías.

En planta baja se sitúan, en el cuerpo en “u”, las aulas y los laboratorios restantes. En el cuerpo izquierdo de fachada se ubica la cafetería, reprografía y tiendas; y, en el derecho, control, hemeroteca e información de la biblioteca.

La utilización del patio, en su volumen bajo rasante (6 m. desde la cota de esquina suroeste del zócalo con la plaza), permitiría utilizar el volumen generado en el edificio de cierre para realizar en él la biblioteca.

Se une el patio desde la cota inferior con la plaza a través de este edificio puerta, que se constituiría en pórtico de acceso a la biblioteca y nuevos usos, independizándose del antiguo acceso superior, dotando al conjunto de mayor independencia.

Una escalera en sustitución de la rampa daría acceso al plano superior que conservaría la puerta histórica y la rampa que cierra la plaza.

Y es aquí donde encontramos el auténtico proyecto que conserva el edificio existente y aporta una nueva forma de entender la relación con la futura plaza, creando una referencia moderna adecuada al nuevo uso y carácter de la zona.

La nueva fachada se separa de las dos alas laterales para permitir la visión de la fachada interior, y la expansión espacial del patio en la plaza.