2019© All Rights Reserved

Finalista.

 

Concurso a nivel de anteproyectos convocado por el i.v.v.s.a. para la adjudicación de contratos de redacción de proyectos de edificación.  

Emplazamiento.   Parcela r-14 sector m Sector v Sagunto

Autores: M. Noguera, A. Altarriba, G. Guimaraens



EL LUGAR

El emplazamiento, de traza rectangular, aparece delimitado por dos avenidas que se intersectan ortogonalmente y que conforman los dos frentes urbanos más relevantes de la propuesta. La avenida del Abogado Fausto Caruana, proveniente del mar, delimita el lado mayor del proyecto, el cual responde a la escala urbana con la implantación de una gran zócalo comercial que se abre en la esquina de confluencia de las avenidas a fin de introducir al viandante en el interior de una gran deambulatorio que se abre a un amplio espacio exterior, donde crece el arbolado y se disponen el conjunto de comunicaciones verticales que cosen las diferentes plataformas comerciales, conduciéndonos a la gran plaza comercial exterior, que, tres plantas más arriba, se convierte en amplio espacio de relación público desde el que se contempla el horizonte próximo, con el mar, al este; los Altos Hornos de Sagunto, al sur; el castillo y la ciudad de Sagunto, al oeste; y las extensiones de cultivos cítricos, al norte.

La base de las torres que flanquean la plataforma se abren a la plaza pública con un uso comercial. A partir de ese momento, con la privacidad de las alturas, se inician las plantas de vivienda. El apilamiento de las viviendas para conformar las torres varía en función de la orientación, creciendo más, hasta las diecisiete plantas, en el bloque noroeste, tratando de convertirse en hito del punto de confluencia y de convertirse en referencia a escala supra-urbana. A partir de esta torre, las restantes decrecen en altura contorneando progresivamente el perímetro de la plaza en sentido inverso al movimiento del astro solar, a fin de que, en determinados momentos del día, los rayos bañen parte de la superficie de la plaza abierta.

Así el bloque norte alcanza las quince alturas, el noreste las trece alturas y el bloque sureste, donde se concentran las tipologías de 120 m², las diez alturas. Al mismo tiempo, con la degradación de los bloques se pretende producir la transición del conjunto de la escala supra-urbana a la escala humana. Se puede hablar de un gran elemento de marquesina que conforma la gran corteza blanca de coronación que desciende desde las alturas pasando por la escala intermedia urbana del bloque comercial a la escala humana del peatón que se introducirá en el conjunto arquitectónico.

LOS ESPACIOS DE HABITACIÓN

Las torres, segmentadas en su eje por un núcleo de comunicación con una o dos escaleras en función de la altura de evacuación, distribuye dos viviendas por planta. Podemos hablar pues de dos tipología de torre en función de el tipo de vivienda que contiene. Las tres torres más elevadas contienen el conjunto de células de 90 m², mientras que la más pequeña, alberga a los tipos de 120 m².

Ambas tipologías de vivienda responden a una misma idea que persigue una transición del espacio de día al de noche a través de un eje distribuidor y el intercalado entre ambas de espacios exteriores que garanticen esa independencia así como la recreación de las estancias principales con las vistas de las terrazas. Siempre la visión encontrará la perspectiva del marco vegetal y las panorámicas, incluido un eje distribuidor que acaba en el vacío del horizonte.

El corazón de la tipología es constituido por una banda rígida donde se concentran los espacios húmedos, de distribución y almacenaje.

Realmente, la tipología de 120 m², no es más que una extensión de los principios de la tipología anterior, pues el crecimiento de la célula habitacional permite el nacimiento de dos nuevos dormitorios. En este último caso, los espacios de día se articulan en torno a la célula de cocina que remata la banda rígida de la vivienda. De este modo la circulación oscila desde el vestíbulo hacia la zona de estar o hacia el espacio de comedor como gran espacio interconectado susceptible de partición, al tiempo que ambos pueden ampliar ocasionalmente su superficie apropiándose de los espacios aterrazados.​



LA ESTRUCTURA Y LA MATERIALIDAD

El sencillo sistema de apilamiento y la agrupación pareada de los tipos en torno a un núcleo vertical, facilitan el orden de una estructura porticada de hormigón que se integra en el ritmo celular del conjunto desde las profundidades del sótano hasta la última de las plantas de vivienda. La estructura libera los frentes de las torres que se ejecutarán con un sistema modular de paneles prefabricados de hormigón gris y huecos de vidrio y carpinterías de aluminio anodizado. El elemento configurador de la superficie de coronación de los diferentes bloques y la plataforma se ejecutará con hormigón blanco. Los frentes de torres y comerciales contaran con la protección de mallorquinas correderas que darán respuesta poética a cada orientación con su materialidad. Así, mirando al mar, las lamas ofrecerán el tono traslucido del vidrio; mirando a los altos hornos, el aspecto metalizado del aluminio anodizado; mirando al castillo de Sagunto, la tonalidad de la piedra; y hacia el norte, el tono multicolor de la cerámica entre el anaranjado y el amarillo.